domingo, 16 de enero de 2011

Domingo Día de Reflexión

El Fin de una Guerra de Cien Años



En la Edad Media la guerra de Cien Años nos impresiona por su larga duración. Además la historia registra varias guerras centenarias. El odio entre pueblos es difícil de detener.


Los zulúes, poderosa tribu de Sudáfrica, también conocieron una guerra de cien años (1872-1972). Poco antes de 1972, Gabajana, su joven rey, se convirtió al cristianismo y decidió romper este círculo de la venganza. El proceso de paz fue puesto en marcha mediante un hecho relativamente modesto. Una tarde el rey se enteró de que un grupo de hombres de su tribu se preparaba para atacar a la mañana siguiente a la tribu enemiga de los tembus. Entonces fue a hablar con ellos y les describió de forma conmovedora todas las desgracias ocasionadas por esas incesantes hostilidades y les prohibió ejecutar su proyecto.

Los tembus se enteraron de lo que había ocurrido y enviaron unos mensajeros al rey, diciéndole: –Hasta ahora nunca habíamos conocido un rey que hubiera escuchado la voz de la razón y tratado de impedir los asesinatos. Honramos esta actitud y nos comprometemos a no atacarlos más.

Desde ese momento la paz reinó entre las dos tribus.

3 comentarios:

Bacterius Argentum dijo...

siempre es dificil dar el primer paso


buen domingo

Mabel_es_azul dijo...

Bac: es verdad, pareciera que dar el primer paso es de cobardes... pero no.



Ya se acaba el domingo, pero gracias!

Bacterius Argentum dijo...

cuando tiene razon tiene razon vio

domingo, 16 de enero de 2011

Domingo Día de Reflexión

El Fin de una Guerra de Cien Años



En la Edad Media la guerra de Cien Años nos impresiona por su larga duración. Además la historia registra varias guerras centenarias. El odio entre pueblos es difícil de detener.


Los zulúes, poderosa tribu de Sudáfrica, también conocieron una guerra de cien años (1872-1972). Poco antes de 1972, Gabajana, su joven rey, se convirtió al cristianismo y decidió romper este círculo de la venganza. El proceso de paz fue puesto en marcha mediante un hecho relativamente modesto. Una tarde el rey se enteró de que un grupo de hombres de su tribu se preparaba para atacar a la mañana siguiente a la tribu enemiga de los tembus. Entonces fue a hablar con ellos y les describió de forma conmovedora todas las desgracias ocasionadas por esas incesantes hostilidades y les prohibió ejecutar su proyecto.

Los tembus se enteraron de lo que había ocurrido y enviaron unos mensajeros al rey, diciéndole: –Hasta ahora nunca habíamos conocido un rey que hubiera escuchado la voz de la razón y tratado de impedir los asesinatos. Honramos esta actitud y nos comprometemos a no atacarlos más.

Desde ese momento la paz reinó entre las dos tribus.

3 comentarios:

Bacterius Argentum dijo...

siempre es dificil dar el primer paso


buen domingo

Mabel_es_azul dijo...

Bac: es verdad, pareciera que dar el primer paso es de cobardes... pero no.



Ya se acaba el domingo, pero gracias!

Bacterius Argentum dijo...

cuando tiene razon tiene razon vio