martes, 7 de diciembre de 2010

Para tener en cuenta.

No hay nada malo en probar el mercado laboral en diferentes ocasiones, pero algunas personas se toman la "caza del trabajo" muy en serio cambiando un trabajo por otro con la frecuencia de una onda corta de transmisión de radio.



Intente este experimento la próxima vez que este en un grupo grande. Desenvuelva una banda adhesiva y aplíquela en su brazo. Luego retírela y pida a la persona de al lado que haga lo mismo. Luego pásela a otra persona. Le llevará un tiempo a la banda para que pierda su habilidad de quedar pegada. Muy pronto, no servirá para adherir.

Lo mismo puede sucederles a los "cazadores de trabajo" que nunca se dan tiempo para avanzar con la misión de la empresa o sus empleados.


Los "cazadores de trabajo" siempre tienen en mente el siguiente movimiento, lo cual impide que se concentren en el trabajo que tienen. Es difícil para alguien con esta mentalidad lograr cualquier sentido de satisfacción laboral.


Nadie debería quedarse en un trabajo que no le abre futuro, pero si su posición actual le inspira y le trae desafíos, no tema en quedarse allí, aun si ocasionalmente le resulta frustrante o tedioso. En lugar de soñar acerca de la "próxima oportunidad", encuentre nuevas formas de conservarse en su puesto. Y cuando desee más desafíos en su trabajo, no perderá dad con preguntar por la posibilidad de realizarlos.



Leido en la red.

1 comentario:

Bacterius Argentum dijo...

yo soy buen ciudadano, si encuentro un trabajo.....lo devuelvo

martes, 7 de diciembre de 2010

Para tener en cuenta.

No hay nada malo en probar el mercado laboral en diferentes ocasiones, pero algunas personas se toman la "caza del trabajo" muy en serio cambiando un trabajo por otro con la frecuencia de una onda corta de transmisión de radio.



Intente este experimento la próxima vez que este en un grupo grande. Desenvuelva una banda adhesiva y aplíquela en su brazo. Luego retírela y pida a la persona de al lado que haga lo mismo. Luego pásela a otra persona. Le llevará un tiempo a la banda para que pierda su habilidad de quedar pegada. Muy pronto, no servirá para adherir.

Lo mismo puede sucederles a los "cazadores de trabajo" que nunca se dan tiempo para avanzar con la misión de la empresa o sus empleados.


Los "cazadores de trabajo" siempre tienen en mente el siguiente movimiento, lo cual impide que se concentren en el trabajo que tienen. Es difícil para alguien con esta mentalidad lograr cualquier sentido de satisfacción laboral.


Nadie debería quedarse en un trabajo que no le abre futuro, pero si su posición actual le inspira y le trae desafíos, no tema en quedarse allí, aun si ocasionalmente le resulta frustrante o tedioso. En lugar de soñar acerca de la "próxima oportunidad", encuentre nuevas formas de conservarse en su puesto. Y cuando desee más desafíos en su trabajo, no perderá dad con preguntar por la posibilidad de realizarlos.



Leido en la red.

1 comentario:

Bacterius Argentum dijo...

yo soy buen ciudadano, si encuentro un trabajo.....lo devuelvo