domingo, 14 de noviembre de 2010

Domingo Día de Reflexión

Una madre recuerda cierto día de verano cuando su hijo de nueve años y un amigo sacaban de la heladera una botella de jugo.
Esa mañana ella había invertido horas limpiando, encerando y dándole brillo al piso de la cocina, y les dijo a los chicos que tuvieran cuidado de no derramar nada.
Los chicos se esforzaron tanto por ser cuidadosos, que accidentalmente chocaron con la canasta de huevos que había en la puerta de la heladera y regaron huevos en el piso.
Los ojos de los muchachos se abrieron alarmados cuando la madre estalló enojadísima.
-¡Váyanse de aquí, ahora!
-gritó ella mientras los muchachos se dirigían hacia la puerta.
Cuando hubo terminado de limpiar ya se había calmado.
Para hacer las paces, colocó una bandeja de galletitas sobre la mesa junto con la botella de jugo y unos vasos.
Pero cuando llamó a los chicos, no hubo respuesta alguna.
Se habían ido a jugar a otro lugar, en algún otro sitio donde su enfurecida voz no los alcanzara.

♥♥A veces nos olvidamos lo devastadoras que puedes ser nuestras palabras. La ira nos separa de los que amamos.
Quebranta la relación íntima que todos nosotros deseamos compartir con nuestras familias.
Un traje se remienda con facilidad, pero las palabras fuertes hieren el corazón de un niño, ese niño crece y tenemos adultos llorando aún las frustraciones y maltratos verbales recibidos de sus padres♥♥

Que no nos pase, al menos intentémoslo.

4 comentarios:

El Drac dijo...

La ira no es buena acompañante pero es peor cuando "gurdamos" todas las cosas que nos contravienen y por una cuestióncilla estallamos en furia. Mejor es tomar con mucha calma las contradicciones que nos agobian. Un abrazo

Bichicome dijo...

no todo se arregla con galletas.

Bibi dijo...

acabo de descubrir tu blog y me parece hermoso,lleno de sabiduria y buena onda,me estoy leyendo todos los post anteriores y muchas cosas me tocan de cerca.Te felicito por tanta sensibilidad en este mundo tan caotico.

Mabel_es_azul dijo...

El DRAC: gracias por tus comentarios que siempre levantan y nutren el post!!! Saludos.




Bichicome: es la cruel verdad!!!!!



BIbi: Bienvenida, todo lo publicado intenta llegar un poco cada día, a los corazones. Abrazo.

domingo, 14 de noviembre de 2010

Domingo Día de Reflexión

Una madre recuerda cierto día de verano cuando su hijo de nueve años y un amigo sacaban de la heladera una botella de jugo.
Esa mañana ella había invertido horas limpiando, encerando y dándole brillo al piso de la cocina, y les dijo a los chicos que tuvieran cuidado de no derramar nada.
Los chicos se esforzaron tanto por ser cuidadosos, que accidentalmente chocaron con la canasta de huevos que había en la puerta de la heladera y regaron huevos en el piso.
Los ojos de los muchachos se abrieron alarmados cuando la madre estalló enojadísima.
-¡Váyanse de aquí, ahora!
-gritó ella mientras los muchachos se dirigían hacia la puerta.
Cuando hubo terminado de limpiar ya se había calmado.
Para hacer las paces, colocó una bandeja de galletitas sobre la mesa junto con la botella de jugo y unos vasos.
Pero cuando llamó a los chicos, no hubo respuesta alguna.
Se habían ido a jugar a otro lugar, en algún otro sitio donde su enfurecida voz no los alcanzara.

♥♥A veces nos olvidamos lo devastadoras que puedes ser nuestras palabras. La ira nos separa de los que amamos.
Quebranta la relación íntima que todos nosotros deseamos compartir con nuestras familias.
Un traje se remienda con facilidad, pero las palabras fuertes hieren el corazón de un niño, ese niño crece y tenemos adultos llorando aún las frustraciones y maltratos verbales recibidos de sus padres♥♥

Que no nos pase, al menos intentémoslo.

4 comentarios:

El Drac dijo...

La ira no es buena acompañante pero es peor cuando "gurdamos" todas las cosas que nos contravienen y por una cuestióncilla estallamos en furia. Mejor es tomar con mucha calma las contradicciones que nos agobian. Un abrazo

Bichicome dijo...

no todo se arregla con galletas.

Bibi dijo...

acabo de descubrir tu blog y me parece hermoso,lleno de sabiduria y buena onda,me estoy leyendo todos los post anteriores y muchas cosas me tocan de cerca.Te felicito por tanta sensibilidad en este mundo tan caotico.

Mabel_es_azul dijo...

El DRAC: gracias por tus comentarios que siempre levantan y nutren el post!!! Saludos.




Bichicome: es la cruel verdad!!!!!



BIbi: Bienvenida, todo lo publicado intenta llegar un poco cada día, a los corazones. Abrazo.