jueves, 21 de octubre de 2010

Un día a la vez.

En la vida podemos ser golpeados con piedras tan grandes que nos dejen magulladuras y cicatrices tan grandes que con dificultad nos podremos levantar.

La vida estará llena de pruebas y dificultades.
Las llamo tormentas -tormentas que pueden consumir tanto de nuestra vida, tormentas que nos dejan aferrándonos con toda nuestra fuerza, esforzándonos por no soltar, luchando por sobrevivir

Algunos de nosotros somos probados más duramente que los demás pero los fuertes que sobreviven estas tormentas son los que resultan victoriosos. Hay un sentimiento maravilloso que viene con la victoria de la fortaleza, perseverancia, determinación.

Con cada lección viene el crecimiento. Con el crecimiento viene la madurez. Aprendemos a no lamentar la dificultad, sino a estar agradecido por ella. Debido a ella nos volvemos mejores.



No debemos voltearnos a mirar a nuestros errores pasados. Tenemos que tomar esos errores como parte de nuestra travesía hacia un mejor futuro. Necesitamos abrazar esas experiencias y permitirles moldearnos en lo mejor que podemos ser.
Nadie sabe lo que la vida traerá.






Yanira Crespo

4 comentarios:

Carla dijo...

Perfecto...muy lindo lo que hoy compartes, y nada tan sabio como ésto:"moldearnos a lo que la vida nos depara"...no podemos ir contra eso, por el contrario , luchemos, no bajemos los brazos...es la única manera de sobrevivir...besitos!!!

Gala dijo...

Nuestro camino está hecho de multitud de experiencias, caidas, risas, lágrimas.. y nos damos cuenta de que cada vez vamos levantando más los pies para no tropezar.
La experiencia nos lo ha enseñado.

Bonita reflexión.

Un besito

El Drac dijo...

Tienes toda la razón, mucho nos han inculcado con eso de que "querer es poder" cuando "uno es siempre lo que puede no lo quiere ser" Aunque, valgan verdades existen personas excepcionales. Un abrazo

Mabel_es_azul dijo...

Carla: gracias por tu aporte, siempre tan poético!!! Besosss


Gala: de eso se trata la voida no? Te mando un abrazo!



El DRAC: sabias palabras, como siempre.

jueves, 21 de octubre de 2010

Un día a la vez.

En la vida podemos ser golpeados con piedras tan grandes que nos dejen magulladuras y cicatrices tan grandes que con dificultad nos podremos levantar.

La vida estará llena de pruebas y dificultades.
Las llamo tormentas -tormentas que pueden consumir tanto de nuestra vida, tormentas que nos dejan aferrándonos con toda nuestra fuerza, esforzándonos por no soltar, luchando por sobrevivir

Algunos de nosotros somos probados más duramente que los demás pero los fuertes que sobreviven estas tormentas son los que resultan victoriosos. Hay un sentimiento maravilloso que viene con la victoria de la fortaleza, perseverancia, determinación.

Con cada lección viene el crecimiento. Con el crecimiento viene la madurez. Aprendemos a no lamentar la dificultad, sino a estar agradecido por ella. Debido a ella nos volvemos mejores.



No debemos voltearnos a mirar a nuestros errores pasados. Tenemos que tomar esos errores como parte de nuestra travesía hacia un mejor futuro. Necesitamos abrazar esas experiencias y permitirles moldearnos en lo mejor que podemos ser.
Nadie sabe lo que la vida traerá.






Yanira Crespo

4 comentarios:

Carla dijo...

Perfecto...muy lindo lo que hoy compartes, y nada tan sabio como ésto:"moldearnos a lo que la vida nos depara"...no podemos ir contra eso, por el contrario , luchemos, no bajemos los brazos...es la única manera de sobrevivir...besitos!!!

Gala dijo...

Nuestro camino está hecho de multitud de experiencias, caidas, risas, lágrimas.. y nos damos cuenta de que cada vez vamos levantando más los pies para no tropezar.
La experiencia nos lo ha enseñado.

Bonita reflexión.

Un besito

El Drac dijo...

Tienes toda la razón, mucho nos han inculcado con eso de que "querer es poder" cuando "uno es siempre lo que puede no lo quiere ser" Aunque, valgan verdades existen personas excepcionales. Un abrazo

Mabel_es_azul dijo...

Carla: gracias por tu aporte, siempre tan poético!!! Besosss


Gala: de eso se trata la voida no? Te mando un abrazo!



El DRAC: sabias palabras, como siempre.