lunes, 25 de octubre de 2010

Algunos SI, de la decoración.

Haga un bosquejo del lugar que desee decorar, registrando las dimensiones, las medidas y colocación de las ventanas, y la localización de los elementos especiales, como los enchufes eléctricos.
Lleve este bosquejo con usted cuando vaya a hacer las compras.


Tómese el tiempo necesario para descubrir su propio estilo personal, leyendo las revistas especializadas, concurriendo a exposiciones, y visitando tiendas de moda, para saber qué estilos y colores realmente le satisfacen.


Identifique el punto central del cuarto (una chimenea, una vista, una cama, un armario).


Defina el estilo de su cuarto por escrito, siendo muy específico. (Es decir, no solo escribiendo "estilo francés", sino "estilo francés con un adorno de un gallo, frentes de armario rococó, y un esquema de color que incluya los colores negro y oro").


Escoja elementos con un diseño original para comenzar a darle un determinado estilo a sus adornos. Podría ser una rugosidad y color de la pared, una manta, un cuadro, un pedazo de cerámica, platos, o una postal. Sea lo que sea, debe incorporar un esquema de color al cuarto, así como del estilo y “carácter” que usted le piensa dar.


Haga coincidir las diferentes opciones en paredes y suelos, antes de hacer cualquier compra importante, y de elegir un color de pintura.


Compre primero los elementos grandes (las mantas, los tapizados de los muebles, los almohadones) y utilice los mismos estilos y colores elegidos para coordinar el resto de las opciones.
Utilice una mezcla de modelos -grandes, en escala reducida, rayas, geométricos, o lisos- al combinar un cuarto.


Tenga en cuanta toda las aplicaciones y funciones en un cuarto antes de decidir sobre mobiliarios y arreglos. Por ejemplo, si su comedor es también su estudio, necesitará, además de las mesas y las sillas, un lugar para un escritorio, libros, iluminación, y ficheros, así como un el velador y sillas de escritorio.


Considere usar elementos que unifiquen, tales como un mismo tono de color en las maderas, el suelo, los adornos, las telas, o los materiales.


Utilice el principio de la repetición al planear las dimensiones, los colores, las telas, y los modelos de alguna determinada variable.
Por ejemplo, un solo objeto rojo dentro de un cuarto, puede cambiar el tono del lugar, pero varios objetos rojos contribuirán a formar un esquema de color.


Compre los muebles de mayor calidad que usted pueda permitirse. Aprenda más sobre la construcción y los materiales de calidad que puedan prolongar la vida de los muebles, y hacer que el objeto comprado pueda durar por más tiempo.

Utilice el contraste para agregar interés a un espacio. La colocación de los muebles y otros accesorios contra un fondo que otorgue contraste, destacará el diseño.

Realice cruces de colores y diseños en sus cuartos, combinando distintas variaciones, aunque no con objetos grandes.

Equilibre el mobiliario de un cuarto prestando especial atención a las escalas y al peso visual. Por ejemplo, balancee una chimenea de piedra grande con un sofá grande o un armario de amplias medidas.

Asegure planificar los espacios para que queden abiertos, y utilice los muebles para definir distintas áreas.


Además de los asientos, las áreas de conversación deben tener veladores, lámparas laterales, un lugar para fijar bebidas, libros, y una luz adecuada para la lectura.
Elija los accesorios que refuerzan el color y el estilo elegidos de su cuarto.


Utilice las escalas y los distintos modelos para crear puntos focales interesantes.


Utilice los objetos de a pares, para subrayar la simetría y el balance.


Acentúe los objetos importantes del cuarto, y trate de poner debajo o “escondidos” los elementos poco atractivo o poco importantes, pero sí funcionales, como el aire acondicionado.


Utilice una variedad de texturas (lisas, ásperas, brillantes, opacas) cuando desee agregar interés a un cuarto.


Utilice líneas para subrayar el estilo de un cuarto. Las líneas horizontales acentúan la longitud y subrayan un “carácter” tranquilo. Las líneas verticales acentuarán altura, mientras que las diagonales acentúan espacio y proporcionan una sensación dinámica y emocionante.


Refuerce el estilo y la temática de un cuarto con los detalles y accesorios apropiados.


Utilice arreglos simétricos en cuartos formales. En cuartos más informales, utilice muebles y accesorios que tengan poca combinación entre sí.

Tenga en cuenta la localización de su hogar y el estilo arquitectónico de construcción, al planear el decorado interior.





Lee mas en: http://www.enplenitud.com/

2 comentarios:

El Drac dijo...

¡¡Uuuauu!! es un chambón!! NO creo que pueda hacerlo o será cuestión de intentarlo e ir poco a poco. En fin, creo que soy un flojo de primera!! Besos

Mabel_es_azul dijo...

Supongo que te referis al post de Humor gráfico no?
jajaj
SALUDOS!!

lunes, 25 de octubre de 2010

Algunos SI, de la decoración.

Haga un bosquejo del lugar que desee decorar, registrando las dimensiones, las medidas y colocación de las ventanas, y la localización de los elementos especiales, como los enchufes eléctricos.
Lleve este bosquejo con usted cuando vaya a hacer las compras.


Tómese el tiempo necesario para descubrir su propio estilo personal, leyendo las revistas especializadas, concurriendo a exposiciones, y visitando tiendas de moda, para saber qué estilos y colores realmente le satisfacen.


Identifique el punto central del cuarto (una chimenea, una vista, una cama, un armario).


Defina el estilo de su cuarto por escrito, siendo muy específico. (Es decir, no solo escribiendo "estilo francés", sino "estilo francés con un adorno de un gallo, frentes de armario rococó, y un esquema de color que incluya los colores negro y oro").


Escoja elementos con un diseño original para comenzar a darle un determinado estilo a sus adornos. Podría ser una rugosidad y color de la pared, una manta, un cuadro, un pedazo de cerámica, platos, o una postal. Sea lo que sea, debe incorporar un esquema de color al cuarto, así como del estilo y “carácter” que usted le piensa dar.


Haga coincidir las diferentes opciones en paredes y suelos, antes de hacer cualquier compra importante, y de elegir un color de pintura.


Compre primero los elementos grandes (las mantas, los tapizados de los muebles, los almohadones) y utilice los mismos estilos y colores elegidos para coordinar el resto de las opciones.
Utilice una mezcla de modelos -grandes, en escala reducida, rayas, geométricos, o lisos- al combinar un cuarto.


Tenga en cuanta toda las aplicaciones y funciones en un cuarto antes de decidir sobre mobiliarios y arreglos. Por ejemplo, si su comedor es también su estudio, necesitará, además de las mesas y las sillas, un lugar para un escritorio, libros, iluminación, y ficheros, así como un el velador y sillas de escritorio.


Considere usar elementos que unifiquen, tales como un mismo tono de color en las maderas, el suelo, los adornos, las telas, o los materiales.


Utilice el principio de la repetición al planear las dimensiones, los colores, las telas, y los modelos de alguna determinada variable.
Por ejemplo, un solo objeto rojo dentro de un cuarto, puede cambiar el tono del lugar, pero varios objetos rojos contribuirán a formar un esquema de color.


Compre los muebles de mayor calidad que usted pueda permitirse. Aprenda más sobre la construcción y los materiales de calidad que puedan prolongar la vida de los muebles, y hacer que el objeto comprado pueda durar por más tiempo.

Utilice el contraste para agregar interés a un espacio. La colocación de los muebles y otros accesorios contra un fondo que otorgue contraste, destacará el diseño.

Realice cruces de colores y diseños en sus cuartos, combinando distintas variaciones, aunque no con objetos grandes.

Equilibre el mobiliario de un cuarto prestando especial atención a las escalas y al peso visual. Por ejemplo, balancee una chimenea de piedra grande con un sofá grande o un armario de amplias medidas.

Asegure planificar los espacios para que queden abiertos, y utilice los muebles para definir distintas áreas.


Además de los asientos, las áreas de conversación deben tener veladores, lámparas laterales, un lugar para fijar bebidas, libros, y una luz adecuada para la lectura.
Elija los accesorios que refuerzan el color y el estilo elegidos de su cuarto.


Utilice las escalas y los distintos modelos para crear puntos focales interesantes.


Utilice los objetos de a pares, para subrayar la simetría y el balance.


Acentúe los objetos importantes del cuarto, y trate de poner debajo o “escondidos” los elementos poco atractivo o poco importantes, pero sí funcionales, como el aire acondicionado.


Utilice una variedad de texturas (lisas, ásperas, brillantes, opacas) cuando desee agregar interés a un cuarto.


Utilice líneas para subrayar el estilo de un cuarto. Las líneas horizontales acentúan la longitud y subrayan un “carácter” tranquilo. Las líneas verticales acentuarán altura, mientras que las diagonales acentúan espacio y proporcionan una sensación dinámica y emocionante.


Refuerce el estilo y la temática de un cuarto con los detalles y accesorios apropiados.


Utilice arreglos simétricos en cuartos formales. En cuartos más informales, utilice muebles y accesorios que tengan poca combinación entre sí.

Tenga en cuenta la localización de su hogar y el estilo arquitectónico de construcción, al planear el decorado interior.





Lee mas en: http://www.enplenitud.com/

2 comentarios:

El Drac dijo...

¡¡Uuuauu!! es un chambón!! NO creo que pueda hacerlo o será cuestión de intentarlo e ir poco a poco. En fin, creo que soy un flojo de primera!! Besos

Mabel_es_azul dijo...

Supongo que te referis al post de Humor gráfico no?
jajaj
SALUDOS!!