domingo, 26 de septiembre de 2010

Domingo día de reflexión

Yo creo que el éxito no está en lo económico.



Yo creo que una persona no es de éxito porque le va bien en los negocios o le va bien profesionalmente o saca 10 en la escuela.
Creo que eso es lo que menos vale.


Lo que vale es tener los pies sobre la tierra, la familia, el concepto de familia, los amigos. Apreciar las cosas que tienen valor verdadero, no material, no físico necesariamente". Pienso que a este concepto bien le puedo añadir una reflexión que me regaló mi madre:
El éxito no tiene que ver con lo que mucha gente se imagina.


No se debe a los títulos nobles y académicos que tienes, ni a la sangre heredada o la escuela donde estudiasteis. No se debe a la dimensiones de tu casa o de cuantos carros quepan en tu garaje.


No se trata de si eres jefe o subordinado; o si eres miembro prominente de clubes sociales. No tiene que ver con el poder que ejerces o si eres un buen administrador o hablas bonito, si las luces te siguen cuando lo haces.


No es la tecnología que empleas. No se debe a la ropa que usas, ni a los grabados que mandas a bordar en tu ropa, o si antes de tu nombre pones las siglas deslumbrantes que definen tu estatus social. No se tratas de si eres emprendedor, hablas varios idiomas, si eres atractivo, joven o viejo.


El éxito.... Se debe a cuanta gente te sonríe, a cuánta gente amas y cuántos admiran tu sinceridad y la sencillez de tu espíritu.
Se trata de si te recuerdan cuando te vas.


Se refiere a cuánta gente ayudas, a cuánta evitas dañar y si guardas o no rencor en tu corazón. Si se trata de que en tus triunfos estén incluidos tus sueños.
Si tu logros no hieren a tus semejantes.


Es acerca de tu inclusión con otros, no de tu control sobre los demás.
Es sobre si usaste tu cabeza tanto como tu corazón, si fuiste egoísta o generoso, si amaste a la naturaleza y a los niños y si te preocupaste por los ancianos.Es tu bondad tu deseo de servir, tu capacidad de escuchar y tu valor sobre la conducta.
No es acerca de cuantos te siguen si no de cuantos realmente te aman.


No es acerca de transmitir, si no cuantos te creen, si eres feliz o finges estarlo.
Se trata del equilibrio de la justicia que conduce al bien tener y al bien estar.
Se trata de tu conciencia tranquila, tu dignidad invicta y tu deseo de ser más,
y no de tener más.

ESTO ES ÈXITO.



Autor Desconocido.

5 comentarios:

El Drac dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo con una atingencia; siempre y cuando todo al realizar lo que has mencionado NOS HAGA FELICES, sino ¿te imaginas estar sirviendo a los demás a cambio de sonrisas, que todos nos extrañen cuando no estemos y que por ello no tengamos tiempo para ser felices nosotros mismos con nuestros seres más cercanos? Un besote

la voz dormid@ dijo...

Una vez más nos das una lección de como tendríamos que vivir, es verdad que en esta vida solo te llevas lo que das...Eso es la autentica felicidad.

Un abrazo!!

Anónimo dijo...

La reflexión es inmpecable.

Un besote grande y buen finde.

Norberto

M@bel_es_ Azul dijo...

El Drac: por expeiencia propia sé que muchas veces mi serviciofue necesario, aunque desagradable para mí misma, esto va más alla de nuestra propia felicidad, sin embargo es como un bumeran, da la vuelta y transforma en pequeñas felicidades, que sumadas tienen su propio peso.O sea, desde mi punto de vista, ese es parte también de mi tiempo de ser feliz.
Gracias por tu comentario, siempre elevás este espacio!!! Saludos.

La Voz Dormida: Gracias por el comentario, me alegro que te haya complacido. Besosssss


Norbert: Coincidencia!!! Buena Tarde de domingo!!

Ricardo Miñana dijo...

En muchos aspectos totalmente de acuerdo, ahora bien, tener exito a cambio de una sonrisa solo en el amor.
un placer pasar a leerte.
que tengas una feliz semana
un abrazo.

domingo, 26 de septiembre de 2010

Domingo día de reflexión

Yo creo que el éxito no está en lo económico.



Yo creo que una persona no es de éxito porque le va bien en los negocios o le va bien profesionalmente o saca 10 en la escuela.
Creo que eso es lo que menos vale.


Lo que vale es tener los pies sobre la tierra, la familia, el concepto de familia, los amigos. Apreciar las cosas que tienen valor verdadero, no material, no físico necesariamente". Pienso que a este concepto bien le puedo añadir una reflexión que me regaló mi madre:
El éxito no tiene que ver con lo que mucha gente se imagina.


No se debe a los títulos nobles y académicos que tienes, ni a la sangre heredada o la escuela donde estudiasteis. No se debe a la dimensiones de tu casa o de cuantos carros quepan en tu garaje.


No se trata de si eres jefe o subordinado; o si eres miembro prominente de clubes sociales. No tiene que ver con el poder que ejerces o si eres un buen administrador o hablas bonito, si las luces te siguen cuando lo haces.


No es la tecnología que empleas. No se debe a la ropa que usas, ni a los grabados que mandas a bordar en tu ropa, o si antes de tu nombre pones las siglas deslumbrantes que definen tu estatus social. No se tratas de si eres emprendedor, hablas varios idiomas, si eres atractivo, joven o viejo.


El éxito.... Se debe a cuanta gente te sonríe, a cuánta gente amas y cuántos admiran tu sinceridad y la sencillez de tu espíritu.
Se trata de si te recuerdan cuando te vas.


Se refiere a cuánta gente ayudas, a cuánta evitas dañar y si guardas o no rencor en tu corazón. Si se trata de que en tus triunfos estén incluidos tus sueños.
Si tu logros no hieren a tus semejantes.


Es acerca de tu inclusión con otros, no de tu control sobre los demás.
Es sobre si usaste tu cabeza tanto como tu corazón, si fuiste egoísta o generoso, si amaste a la naturaleza y a los niños y si te preocupaste por los ancianos.Es tu bondad tu deseo de servir, tu capacidad de escuchar y tu valor sobre la conducta.
No es acerca de cuantos te siguen si no de cuantos realmente te aman.


No es acerca de transmitir, si no cuantos te creen, si eres feliz o finges estarlo.
Se trata del equilibrio de la justicia que conduce al bien tener y al bien estar.
Se trata de tu conciencia tranquila, tu dignidad invicta y tu deseo de ser más,
y no de tener más.

ESTO ES ÈXITO.



Autor Desconocido.

5 comentarios:

El Drac dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo con una atingencia; siempre y cuando todo al realizar lo que has mencionado NOS HAGA FELICES, sino ¿te imaginas estar sirviendo a los demás a cambio de sonrisas, que todos nos extrañen cuando no estemos y que por ello no tengamos tiempo para ser felices nosotros mismos con nuestros seres más cercanos? Un besote

la voz dormid@ dijo...

Una vez más nos das una lección de como tendríamos que vivir, es verdad que en esta vida solo te llevas lo que das...Eso es la autentica felicidad.

Un abrazo!!

Anónimo dijo...

La reflexión es inmpecable.

Un besote grande y buen finde.

Norberto

M@bel_es_ Azul dijo...

El Drac: por expeiencia propia sé que muchas veces mi serviciofue necesario, aunque desagradable para mí misma, esto va más alla de nuestra propia felicidad, sin embargo es como un bumeran, da la vuelta y transforma en pequeñas felicidades, que sumadas tienen su propio peso.O sea, desde mi punto de vista, ese es parte también de mi tiempo de ser feliz.
Gracias por tu comentario, siempre elevás este espacio!!! Saludos.

La Voz Dormida: Gracias por el comentario, me alegro que te haya complacido. Besosssss


Norbert: Coincidencia!!! Buena Tarde de domingo!!

Ricardo Miñana dijo...

En muchos aspectos totalmente de acuerdo, ahora bien, tener exito a cambio de una sonrisa solo en el amor.
un placer pasar a leerte.
que tengas una feliz semana
un abrazo.