domingo, 11 de julio de 2010

Domingo, Dia de Reflexion

En 1972, la revista Life publicó una historia sobre las increíbles aventuras de John Goddard. Cuando él tenía quince años, su abuelo expresó:
Si yo hubiera hecho eso cuando era joven...
Determinado a no hacer esa declaración al final de su existencia, John escribió unas cientos veintisiete metas para su vida.

Nombró diez ríos que deseaba explorar y diecisiete montañas que anhelaba escalar.
Estableció metas para convertirse en explorador, viajero por el mundo y en piloto.
También en su lista estaba montar un caballo en el Desfile de las Rosas, sumergirse en un submarino, volver a hacer los viajes de Marco Polo, leer la Biblia de principio a fin, y leer todas las obras de Shakespeare, Platón, Dickens, Sócrates, Aristóteles y otros autores clásicos.
Deseaba aprender a tocar la flauta y el violín, casarse, tener hijos (tuvo cinco), hacer una carrera en medicina, y servir como misionero para su iglesia.

¿Suena imposible?
¡A la edad de cuarenta y siete años, John Goddard había logrado ciento tres de sus metas!

Tu lista de metas puede que no sea tan extensa como la de John Goddard, pero si careces de algunas de ellas, verás que tienes poca motivación para levantarte en la mañana y poca satisfacción mientras tu cabeza toca la almohada cada noche.

""Motivación es cuando tus sueños
se ponen ropa de trabajo""
..

3 comentarios:

nadasepierde dijo...

y además, las metas nuevas, esas que nos van suriendo a medida que vamos creciendo y conociendo cosas y habilidades.
Las metas, son las que nos acercan a los sueños realizados.

um beso

marisol dijo...

Trabajo desde los 8 años, mi meta siempre fue poder quedarme en casa con mis hijos, veia la mesa de la cosina llena de libros ayudando a los chicos a hacer la tarea, esperar a mi marido con el mate listo y charlar de como le fue.
Trde mucho, tal vez demaciado, pero lo logre, ahora mi meta es verlos evolucionar a ellos, acompañarlos en su crecimiento, aunque los mas grandes ya casi vuelan solos(23 y 17),amo levantarme tamprano y verlos , observar lo que ayude a formar!

M@bel_es_ Azul dijo...

ANA: SIn metas, sin sueños ...¿qué triste sería nuestra vida , no?
Un abrazo.



Marisol: como mujeres que somos nuestras metas a veces sulen llevarnos más tiempo del que debiera, sin embargo ver la tarea o la meta cumplida llena de alegría nuestros corazones. Te mando un beso.

domingo, 11 de julio de 2010

Domingo, Dia de Reflexion

En 1972, la revista Life publicó una historia sobre las increíbles aventuras de John Goddard. Cuando él tenía quince años, su abuelo expresó:
Si yo hubiera hecho eso cuando era joven...
Determinado a no hacer esa declaración al final de su existencia, John escribió unas cientos veintisiete metas para su vida.

Nombró diez ríos que deseaba explorar y diecisiete montañas que anhelaba escalar.
Estableció metas para convertirse en explorador, viajero por el mundo y en piloto.
También en su lista estaba montar un caballo en el Desfile de las Rosas, sumergirse en un submarino, volver a hacer los viajes de Marco Polo, leer la Biblia de principio a fin, y leer todas las obras de Shakespeare, Platón, Dickens, Sócrates, Aristóteles y otros autores clásicos.
Deseaba aprender a tocar la flauta y el violín, casarse, tener hijos (tuvo cinco), hacer una carrera en medicina, y servir como misionero para su iglesia.

¿Suena imposible?
¡A la edad de cuarenta y siete años, John Goddard había logrado ciento tres de sus metas!

Tu lista de metas puede que no sea tan extensa como la de John Goddard, pero si careces de algunas de ellas, verás que tienes poca motivación para levantarte en la mañana y poca satisfacción mientras tu cabeza toca la almohada cada noche.

""Motivación es cuando tus sueños
se ponen ropa de trabajo""
..

3 comentarios:

nadasepierde dijo...

y además, las metas nuevas, esas que nos van suriendo a medida que vamos creciendo y conociendo cosas y habilidades.
Las metas, son las que nos acercan a los sueños realizados.

um beso

marisol dijo...

Trabajo desde los 8 años, mi meta siempre fue poder quedarme en casa con mis hijos, veia la mesa de la cosina llena de libros ayudando a los chicos a hacer la tarea, esperar a mi marido con el mate listo y charlar de como le fue.
Trde mucho, tal vez demaciado, pero lo logre, ahora mi meta es verlos evolucionar a ellos, acompañarlos en su crecimiento, aunque los mas grandes ya casi vuelan solos(23 y 17),amo levantarme tamprano y verlos , observar lo que ayude a formar!

M@bel_es_ Azul dijo...

ANA: SIn metas, sin sueños ...¿qué triste sería nuestra vida , no?
Un abrazo.



Marisol: como mujeres que somos nuestras metas a veces sulen llevarnos más tiempo del que debiera, sin embargo ver la tarea o la meta cumplida llena de alegría nuestros corazones. Te mando un beso.