domingo, 30 de mayo de 2010

Domingo día de reflexion

Doscientos años de joven historia cumplió nuestra nación en esta semana.
Fiestejos por allí, festejos por allá.
Las miserias que se olvidan al son de las coplas, chacareras y rokc.
Todos están felices.
Al menos el corazón y las miserias, se aplacan por unos días.
¿será que volverán?
No , no volverán.
Simplemente porque nunca se fueron.

Siguen allí.
Y duelen...

Qué bueno es poder alegrarse, cantar, desfilar, bailar, emocionarse con nuestro Himno Nacional!!
¡¡Me encanta cantar el Himno!!
Argentina... tierra bendita.
Tierra de abundancia, de Sobre-Abundancia.
Pero...¿para quiénes?
"Para todos los hombres del mundo que quieran habitar el suelo argentino INVOCANDO la protección de DIOS, fuente de toda razón y susticia" relata nuestro preambulo de la Constitución.

¿ Si aún conservamos el derecho de habitar este suelo pero somos como esclavos...Será que la Argentina se ha olvidado de INVOCAR a DIOS?
¿Será que esa fuente de Razón y de Justicia, que es Dios, ha sido dejada de lado por la razon y justicia de algunos para algunos?

Vivimos en una Nación joven, vital, rica, bellísima, hermosa, con los cuatro climas para que elijamos el que más nos guste, tenemos los paisajes naturales que el mundo envidia...
Tenemos alimento para alimentar a medio mundo...sin embargo nos falta aún:

"...el objeto de constituir la unión nacional, afianzar la justicia, consolidar la paz interior, proveer a la defensa común, promover el bienestar general, y asegurar los beneficios de la libertad para nosotros, para nuestra posteridad..."

Argentina tienen una deuda pendiente consigo misma...por eso sigue llorando.



2 comentarios:

El Drac dijo...

Ojala asciendan al poder personas que piensen más en el ser humano que en los números. Un abrazo y is mejores deseos

M@bel_es_ Azul dijo...

EL DRAC: ¿cómo estás? Verdad, los discursos son bonitos, llenos de fuerza, pero la practica es siempre más de lo mismo. Creo que es la historia de Latinoamérica. Saludos

domingo, 30 de mayo de 2010

Domingo día de reflexion

Doscientos años de joven historia cumplió nuestra nación en esta semana.
Fiestejos por allí, festejos por allá.
Las miserias que se olvidan al son de las coplas, chacareras y rokc.
Todos están felices.
Al menos el corazón y las miserias, se aplacan por unos días.
¿será que volverán?
No , no volverán.
Simplemente porque nunca se fueron.

Siguen allí.
Y duelen...

Qué bueno es poder alegrarse, cantar, desfilar, bailar, emocionarse con nuestro Himno Nacional!!
¡¡Me encanta cantar el Himno!!
Argentina... tierra bendita.
Tierra de abundancia, de Sobre-Abundancia.
Pero...¿para quiénes?
"Para todos los hombres del mundo que quieran habitar el suelo argentino INVOCANDO la protección de DIOS, fuente de toda razón y susticia" relata nuestro preambulo de la Constitución.

¿ Si aún conservamos el derecho de habitar este suelo pero somos como esclavos...Será que la Argentina se ha olvidado de INVOCAR a DIOS?
¿Será que esa fuente de Razón y de Justicia, que es Dios, ha sido dejada de lado por la razon y justicia de algunos para algunos?

Vivimos en una Nación joven, vital, rica, bellísima, hermosa, con los cuatro climas para que elijamos el que más nos guste, tenemos los paisajes naturales que el mundo envidia...
Tenemos alimento para alimentar a medio mundo...sin embargo nos falta aún:

"...el objeto de constituir la unión nacional, afianzar la justicia, consolidar la paz interior, proveer a la defensa común, promover el bienestar general, y asegurar los beneficios de la libertad para nosotros, para nuestra posteridad..."

Argentina tienen una deuda pendiente consigo misma...por eso sigue llorando.



2 comentarios:

El Drac dijo...

Ojala asciendan al poder personas que piensen más en el ser humano que en los números. Un abrazo y is mejores deseos

M@bel_es_ Azul dijo...

EL DRAC: ¿cómo estás? Verdad, los discursos son bonitos, llenos de fuerza, pero la practica es siempre más de lo mismo. Creo que es la historia de Latinoamérica. Saludos