lunes, 12 de abril de 2010

¿Frio o caliente?


Voltaire cierta vez describió al hombre como un horno que se está calentando, siempre calentando, pero nunca cocina nada.


Al comentar este punto de vista, Harold Blake Walter señala que muchas personas viven sin gusto, arrastrándose a través de sus trabajos sin vitalidad; en una palabra, logran una temperatura como para continuar, pero realmente sin cocinar nada jamás.

Las cosas asombrosas suceden cuando una persona realmente se enciende y comienza el proceso de cocinar. Walt Whitman dijo de sí mismo:
" Yo me estaba cociendo, realmente cociendo, pero Emerson me puso a hervir"

Qué descripción tan acertada de una personalidad, dotada pero con falta de poder, hasta que el fuego del entusiasmo lo llevó al punto del hervor. Como resultado, Whitman creó poesía inmortal.

No habrá llegado el momento de dejar de " cocernos , realmente cocernos" y comenzar a encendernos con un entusiasmo renovado vital? El calor mental y espiritual creado por el entusiasmo puede quemar los elementos de fracaso y apatía de cualquier personalidad y desatar allí mismo una central de cualidades inusuales, aun insospechadas. " Vaya más allá de la cocción, aún del hervor, y descubrirá talentos y poderes que jamás soñó que tenía"


Tomado de el libro; Entusiasmo, la fuerza que hace la diferencia. Norman Vincent Peale.Peniel.

3 comentarios:

ana dijo...

Iré más allá, no me dejas otra elección, a convertirme en vapor, pero teniendo en cuenta que si subo de nivel le perderé. Difícil decisión. Lo pensaré.

salud.

Bacterius Argentum dijo...

el sho pensara detenidamente el asunto pewro le aclaro que sho si cocino , los ñoquis a la putanesca me salen de rechupete vio y noquis amasados, nadita de esas porquerias de comprados.

M@bel_es_ Azul dijo...

Ana: ojalá puedas decidir lo correcto. Saludos!


Bac: NO sé nada yo! hasta que no pruebe no puedo dar el Ok!! ¿Ok?

lunes, 12 de abril de 2010

¿Frio o caliente?


Voltaire cierta vez describió al hombre como un horno que se está calentando, siempre calentando, pero nunca cocina nada.


Al comentar este punto de vista, Harold Blake Walter señala que muchas personas viven sin gusto, arrastrándose a través de sus trabajos sin vitalidad; en una palabra, logran una temperatura como para continuar, pero realmente sin cocinar nada jamás.

Las cosas asombrosas suceden cuando una persona realmente se enciende y comienza el proceso de cocinar. Walt Whitman dijo de sí mismo:
" Yo me estaba cociendo, realmente cociendo, pero Emerson me puso a hervir"

Qué descripción tan acertada de una personalidad, dotada pero con falta de poder, hasta que el fuego del entusiasmo lo llevó al punto del hervor. Como resultado, Whitman creó poesía inmortal.

No habrá llegado el momento de dejar de " cocernos , realmente cocernos" y comenzar a encendernos con un entusiasmo renovado vital? El calor mental y espiritual creado por el entusiasmo puede quemar los elementos de fracaso y apatía de cualquier personalidad y desatar allí mismo una central de cualidades inusuales, aun insospechadas. " Vaya más allá de la cocción, aún del hervor, y descubrirá talentos y poderes que jamás soñó que tenía"


Tomado de el libro; Entusiasmo, la fuerza que hace la diferencia. Norman Vincent Peale.Peniel.

3 comentarios:

ana dijo...

Iré más allá, no me dejas otra elección, a convertirme en vapor, pero teniendo en cuenta que si subo de nivel le perderé. Difícil decisión. Lo pensaré.

salud.

Bacterius Argentum dijo...

el sho pensara detenidamente el asunto pewro le aclaro que sho si cocino , los ñoquis a la putanesca me salen de rechupete vio y noquis amasados, nadita de esas porquerias de comprados.

M@bel_es_ Azul dijo...

Ana: ojalá puedas decidir lo correcto. Saludos!


Bac: NO sé nada yo! hasta que no pruebe no puedo dar el Ok!! ¿Ok?