viernes, 23 de abril de 2010

El Oido y el Olfato de los Perros

Las personas poseemos alrededor de cinco millones de células olfatorias en la cavidad nasal, las cuales ocupan un área de 500 milímetros cuadrados, mientras que los perros poseen aproximadamente 220 millones de células sensibles al olor en un área de 7000 milímetros cuadrados. Sin embargo, la capacidad olfatoria del perro es mucho más aguda en comparación con la del ser humano de lo que indican estos números. Algunos científicos han comprobado, mediante diferentes estudios, que la capacidad en los perros podría superar en alrededor de un millón de veces a la de los humanos.

Los perros son capaces de individualizar a diferentes personas, sean parientes o no; sólo han mostrado algunos problemas a la hora de diferenciar gemelos. Esta gran capacidad olfatoria es utilizada por los perros como medio de comunicación, ya que gracias a ella pueden identificar su propio territorio, reconocerse individualmente unos a otros, detectar una hembra en celo y demás.
Debido al gran refinamiento de este sentido, muchos perros son utilizados para detectar drogas y rescatar víctimas bajo la nieve o bajo los escombros de un terremoto, tarea que todavía no ha sido superada por ningún elemento creado por el hombre.

imagenes y comentarios para hi5



La agudeza auditiva, las diferencias entre caninos y humanos depende de la frecuencia de los sonidos. Si éstos son de baja frecuencia, la capacidad de ambas especies es similar, ya que en el perro el límite inferior es de alrededor de 15 ciclos por segundo, mientras que en el hombre es de aproximadamente 18 ciclos por segundo. En cambio a frecuencias más elevadas los perros son muy superiores, ya que son capaces de percibir sonidos que para nosotros son ultrasónicos.

En cuanto a la percepción de sonidos distantes las diferencias entre caninos y humanos también son notables. Los perros pueden detectar un sonido débil a una distancia entre cuatro y cinco veces mayor que un ser humano. Debido a esta habilidad los perros deben acostumbrarse a ignorar muchos de los sonidos que se producen en el hábitat de los humanos para disminuir su estrés.
Algunas veces este proceso de aprender a 'no oír' se produce lentamente, sobre todo en perros más excitables. Un ejemplo típico son los ladridos 'sin motivo' -para el dueño- o la sensibilización que ocurre ante los truenos, que suelen provocar gran temor en los animales.



imagenes y comentarios para hi5


Chistonto: Un gato y un perro se encontraban haciendo fiaca recostados. El gato para molestar a su amigo le dice:
- ¡Mirá esa pulga que se encuentra en el edificio de enfrente, parece que se va a tirar!-
El perro no respondía, pensando que su compañero gatuno le estaba jugando una broma.
El gato continuó:
- ¡Sí, está por tirarse! ¡Se tiró! ¡uhhhh! ¿Lo viste? , ¡cayó en pavimento, quedó destrída! -
EL perro conociendo al exagerado de su compañero de fiaca responde:
- No, no lo he visto, pero escuche el sonido del golpe sobre el pavimento! jajajaj!!!

imagenes y comentarios para hi5




Por Claudio Gerzovich, etólogo y responsable de Comportamientoanimal.com

2 comentarios:

Bacterius Argentum dijo...

dato al cuete: un ciclo por segundo igual a un herz( hz )
medicion de frecuencias vio

buen fin de semana sin hacer nada mas que pasarlo bien .

M@bel_es_ Azul dijo...

Bac: nada es al cuhete...¿creo? jajaja

Besossss

viernes, 23 de abril de 2010

El Oido y el Olfato de los Perros

Las personas poseemos alrededor de cinco millones de células olfatorias en la cavidad nasal, las cuales ocupan un área de 500 milímetros cuadrados, mientras que los perros poseen aproximadamente 220 millones de células sensibles al olor en un área de 7000 milímetros cuadrados. Sin embargo, la capacidad olfatoria del perro es mucho más aguda en comparación con la del ser humano de lo que indican estos números. Algunos científicos han comprobado, mediante diferentes estudios, que la capacidad en los perros podría superar en alrededor de un millón de veces a la de los humanos.

Los perros son capaces de individualizar a diferentes personas, sean parientes o no; sólo han mostrado algunos problemas a la hora de diferenciar gemelos. Esta gran capacidad olfatoria es utilizada por los perros como medio de comunicación, ya que gracias a ella pueden identificar su propio territorio, reconocerse individualmente unos a otros, detectar una hembra en celo y demás.
Debido al gran refinamiento de este sentido, muchos perros son utilizados para detectar drogas y rescatar víctimas bajo la nieve o bajo los escombros de un terremoto, tarea que todavía no ha sido superada por ningún elemento creado por el hombre.

imagenes y comentarios para hi5



La agudeza auditiva, las diferencias entre caninos y humanos depende de la frecuencia de los sonidos. Si éstos son de baja frecuencia, la capacidad de ambas especies es similar, ya que en el perro el límite inferior es de alrededor de 15 ciclos por segundo, mientras que en el hombre es de aproximadamente 18 ciclos por segundo. En cambio a frecuencias más elevadas los perros son muy superiores, ya que son capaces de percibir sonidos que para nosotros son ultrasónicos.

En cuanto a la percepción de sonidos distantes las diferencias entre caninos y humanos también son notables. Los perros pueden detectar un sonido débil a una distancia entre cuatro y cinco veces mayor que un ser humano. Debido a esta habilidad los perros deben acostumbrarse a ignorar muchos de los sonidos que se producen en el hábitat de los humanos para disminuir su estrés.
Algunas veces este proceso de aprender a 'no oír' se produce lentamente, sobre todo en perros más excitables. Un ejemplo típico son los ladridos 'sin motivo' -para el dueño- o la sensibilización que ocurre ante los truenos, que suelen provocar gran temor en los animales.



imagenes y comentarios para hi5


Chistonto: Un gato y un perro se encontraban haciendo fiaca recostados. El gato para molestar a su amigo le dice:
- ¡Mirá esa pulga que se encuentra en el edificio de enfrente, parece que se va a tirar!-
El perro no respondía, pensando que su compañero gatuno le estaba jugando una broma.
El gato continuó:
- ¡Sí, está por tirarse! ¡Se tiró! ¡uhhhh! ¿Lo viste? , ¡cayó en pavimento, quedó destrída! -
EL perro conociendo al exagerado de su compañero de fiaca responde:
- No, no lo he visto, pero escuche el sonido del golpe sobre el pavimento! jajajaj!!!

imagenes y comentarios para hi5




Por Claudio Gerzovich, etólogo y responsable de Comportamientoanimal.com

2 comentarios:

Bacterius Argentum dijo...

dato al cuete: un ciclo por segundo igual a un herz( hz )
medicion de frecuencias vio

buen fin de semana sin hacer nada mas que pasarlo bien .

M@bel_es_ Azul dijo...

Bac: nada es al cuhete...¿creo? jajaja

Besossss