sábado, 13 de febrero de 2010

La vision de cada uno, es su meta.


Un hombre se acercó cierta vez a una construcción y observó a tres individuos que sacaban paladas de tierra de una larga zanja. Le preguntó al primer hombre qué estaba haciendo. Este se enderezó y respondió lo que para él era evidente:

Estoy cavando una zanja.


Se acercó al segundo obrero y le preguntó lo mismo. La respuesta fue apenas un poco más amable: Trabajo para vivir, solo eso... Para alimentar a mi esposa e hijos.


Cuando le preguntó al tercer hombre qué hacía, este respondió con énfasis y una actitud positiva: Vea señor, estoy construyendo parte de una serie de canales de irrigación que convertirán este árido valle en una rica zona cultivable que producirá alimentos para combatir el hambre en el mundo.


Mire más allá de las tareas aparentemente insignificantes y de los errores de hoy y concéntrese en la totalidad del cuadro, en lo que finalmente sirve a los demás.


Hallará mayor satisfacción en el yugo diario si se considera un creador de joyas para la corona en vez de un simple pulidor de rocas.


Uno debe tener objetivos a largo plazo para evitar la frustración de los errores a corto plazo.

3 comentarios:

Raven dijo...

asi es madam asi es buena la historia como siempre vio

M@bel_es_ Azul dijo...

Me alegro te guste.

M.Carme dijo...

Bonita historia, y buena la moraleja, pero, creo no hay que pasarse con el optimismo, podriamos darnos un porrazo.

sábado, 13 de febrero de 2010

La vision de cada uno, es su meta.


Un hombre se acercó cierta vez a una construcción y observó a tres individuos que sacaban paladas de tierra de una larga zanja. Le preguntó al primer hombre qué estaba haciendo. Este se enderezó y respondió lo que para él era evidente:

Estoy cavando una zanja.


Se acercó al segundo obrero y le preguntó lo mismo. La respuesta fue apenas un poco más amable: Trabajo para vivir, solo eso... Para alimentar a mi esposa e hijos.


Cuando le preguntó al tercer hombre qué hacía, este respondió con énfasis y una actitud positiva: Vea señor, estoy construyendo parte de una serie de canales de irrigación que convertirán este árido valle en una rica zona cultivable que producirá alimentos para combatir el hambre en el mundo.


Mire más allá de las tareas aparentemente insignificantes y de los errores de hoy y concéntrese en la totalidad del cuadro, en lo que finalmente sirve a los demás.


Hallará mayor satisfacción en el yugo diario si se considera un creador de joyas para la corona en vez de un simple pulidor de rocas.


Uno debe tener objetivos a largo plazo para evitar la frustración de los errores a corto plazo.

3 comentarios:

Raven dijo...

asi es madam asi es buena la historia como siempre vio

M@bel_es_ Azul dijo...

Me alegro te guste.

M.Carme dijo...

Bonita historia, y buena la moraleja, pero, creo no hay que pasarse con el optimismo, podriamos darnos un porrazo.