domingo, 14 de febrero de 2010

Domingo Dia de Descanso y Reflexión

Hacer un parate en la semana es lo indicado. Muchos por situaciones laborales no pueden, tal vez, coincidir su día de descanso con el domingo.

Pero es necesario y sano tener un día de , simplemente, no hacer nada. Tu cuerpo, alma y espíritu necesitan un descanso, aun de la Pc, que tanto nos atrae a algunos.


Acá va una historia para este día, simple, amena, cotidiana, espero que les guste.



Esta divertida historia escrita por Billy Graham lleva por título "Suéltalo".

Un pequeño niño estaba jugando un día con una vasija muy valiosa. Metió su mano en ella y luego no podía retirarla. Su padre también intentó ayudarlo, pero todo fue en vano. Ambos estaban pensando romper la vasija cuando el padre dijo: Vamos, hijo mío, inténtalo una vez más.

Abre tu mano, extiende tus dedos tal y como lo hago yo, y entonces saca la mano.

Para sorpresa suya el pequeño le dijo: "Oh no papá. No podría extender mis dedos como dices, porque si lo hago voy a perder mi centavo".

Esta historia tiene un importante significado para todos los que trabajamos con niños. Un niño considera lo que le rodea desde una perspectiva muy diferente de como lo hacen los adultos.

La posibilidad de perder su centavo es para él mas importante que la pérdida de una valiosa vasija. El niño conoce el valor que el centavo tiene para él en su vida cotidiana.

Los niños continuarán sorprendiéndonos a todos nosotros con el proceso de sus razonamientos, pero si somos pacientes y no olvidamos "sentarnos en el piso", lograremos entenderlos un poco mejor.

"Al lidiar con un niño, no pierdas los estribos y siéntate en el piso".


imagenes y comentarios para hi5


1 comentario:

M.Carme dijo...

Siempre he oido que para hablar con niños hay que ponerse a su altura.Sentarse en el piso dependera pues de la altura del niño,digo yo. Si es cierto que ellos ven las cosas de otro modo, y asi debe ser. seria muy raro ver a un niño con pensamientos de adulto.

domingo, 14 de febrero de 2010

Domingo Dia de Descanso y Reflexión

Hacer un parate en la semana es lo indicado. Muchos por situaciones laborales no pueden, tal vez, coincidir su día de descanso con el domingo.

Pero es necesario y sano tener un día de , simplemente, no hacer nada. Tu cuerpo, alma y espíritu necesitan un descanso, aun de la Pc, que tanto nos atrae a algunos.


Acá va una historia para este día, simple, amena, cotidiana, espero que les guste.



Esta divertida historia escrita por Billy Graham lleva por título "Suéltalo".

Un pequeño niño estaba jugando un día con una vasija muy valiosa. Metió su mano en ella y luego no podía retirarla. Su padre también intentó ayudarlo, pero todo fue en vano. Ambos estaban pensando romper la vasija cuando el padre dijo: Vamos, hijo mío, inténtalo una vez más.

Abre tu mano, extiende tus dedos tal y como lo hago yo, y entonces saca la mano.

Para sorpresa suya el pequeño le dijo: "Oh no papá. No podría extender mis dedos como dices, porque si lo hago voy a perder mi centavo".

Esta historia tiene un importante significado para todos los que trabajamos con niños. Un niño considera lo que le rodea desde una perspectiva muy diferente de como lo hacen los adultos.

La posibilidad de perder su centavo es para él mas importante que la pérdida de una valiosa vasija. El niño conoce el valor que el centavo tiene para él en su vida cotidiana.

Los niños continuarán sorprendiéndonos a todos nosotros con el proceso de sus razonamientos, pero si somos pacientes y no olvidamos "sentarnos en el piso", lograremos entenderlos un poco mejor.

"Al lidiar con un niño, no pierdas los estribos y siéntate en el piso".


imagenes y comentarios para hi5


1 comentario:

M.Carme dijo...

Siempre he oido que para hablar con niños hay que ponerse a su altura.Sentarse en el piso dependera pues de la altura del niño,digo yo. Si es cierto que ellos ven las cosas de otro modo, y asi debe ser. seria muy raro ver a un niño con pensamientos de adulto.