sábado, 23 de enero de 2010

Sos sobreprotector con tus hijos?

Este es un test , que bueno, si bien tiene una buena base científoca es solo la punta de lo que puede ser un iceberg.Para hacerlo haz click acá y despues me contás.




3 comentarios:

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Nosotros no tenemos hijos, pero somos bastante sobreprotectores con nuestra gata, lo admitimos.
Interesante test.
Que tengas una linda semana, besos.

Franziska dijo...

Creo que no he sido una madre que responda bien a las cuestiones planteadas en ese test aunque sí tengo claro que mi vocación de madre no ha estado nunca demasiado clara.
He tenido tres hijos y ya he considerado que había sido una carga y una tarea que me abrumaba porque un hijo es una responsabilidad para siempre y es un ser del que solemos colgarnos los méritos que suelen corresponderle a él, como logros propios obtenidos a través de nuestra educación: esto no es así cuando no comprendemos por qué actúa de un modo que no es el que no nosotros concebimos y tendemos a echarnos la culpa.

A estas alturas de mi vida tengo claro alguna cosa al respecto: no he hecho gran cosa por las virtudes pero tampoco acepto que tengo que cargar con sus errores. Si salieron guapos fue porque se parecían a su padre, si listos porque la biología los había dotado así; si buenos porque ellos optaron por serlo.

Para defender esta tesis sólo tengo que recordar a mi madre y lo que yo he sido toda mi vida: he hecho siempre lo que yo he querido y lo que he querido ha sido siempre evitar tener motivos para avergonzarme y eso no es nada extraordinario. Si he trabajado fue porque no pude evitarlo: no era rica ¡qué remedio!

Mis hijos son normales en su conducta porque han vivido en una familia y en un ambiente sano y de gente normal que se gana la vida con su esfuerzo. Son la consecuencia lógica de una sociedad que no es rica pero tampoco vive en la miseria: han sido unos afortunados. No creo que nada haya sido mérito mío porque yo tengo, como todo ser humano, mis lados positivos y también mis aspectos negativos: soy humana.

Y, por si fuera poco, me enrollo como una persiana. Hace mucho tiempo que no venía por aquí. El tema ha sido interesante como todos los que planteas.

M@bel_es_ Azul dijo...

Clara y Pepe: Esa gata, esa siamesa que se lleva todos los elogios!!! ¡cómo para no sobreprotegerla eh?!!!
Buena Semana para Uds. tambien.



Franziska: Qué gusto que pases por acá, tus refrlexiones son sin dudas testimonios de vida.
Siempre sos bienvenida.

sábado, 23 de enero de 2010

Sos sobreprotector con tus hijos?

Este es un test , que bueno, si bien tiene una buena base científoca es solo la punta de lo que puede ser un iceberg.Para hacerlo haz click acá y despues me contás.




3 comentarios:

Clara y Pepe (los Chuquis) dijo...

Nosotros no tenemos hijos, pero somos bastante sobreprotectores con nuestra gata, lo admitimos.
Interesante test.
Que tengas una linda semana, besos.

Franziska dijo...

Creo que no he sido una madre que responda bien a las cuestiones planteadas en ese test aunque sí tengo claro que mi vocación de madre no ha estado nunca demasiado clara.
He tenido tres hijos y ya he considerado que había sido una carga y una tarea que me abrumaba porque un hijo es una responsabilidad para siempre y es un ser del que solemos colgarnos los méritos que suelen corresponderle a él, como logros propios obtenidos a través de nuestra educación: esto no es así cuando no comprendemos por qué actúa de un modo que no es el que no nosotros concebimos y tendemos a echarnos la culpa.

A estas alturas de mi vida tengo claro alguna cosa al respecto: no he hecho gran cosa por las virtudes pero tampoco acepto que tengo que cargar con sus errores. Si salieron guapos fue porque se parecían a su padre, si listos porque la biología los había dotado así; si buenos porque ellos optaron por serlo.

Para defender esta tesis sólo tengo que recordar a mi madre y lo que yo he sido toda mi vida: he hecho siempre lo que yo he querido y lo que he querido ha sido siempre evitar tener motivos para avergonzarme y eso no es nada extraordinario. Si he trabajado fue porque no pude evitarlo: no era rica ¡qué remedio!

Mis hijos son normales en su conducta porque han vivido en una familia y en un ambiente sano y de gente normal que se gana la vida con su esfuerzo. Son la consecuencia lógica de una sociedad que no es rica pero tampoco vive en la miseria: han sido unos afortunados. No creo que nada haya sido mérito mío porque yo tengo, como todo ser humano, mis lados positivos y también mis aspectos negativos: soy humana.

Y, por si fuera poco, me enrollo como una persiana. Hace mucho tiempo que no venía por aquí. El tema ha sido interesante como todos los que planteas.

M@bel_es_ Azul dijo...

Clara y Pepe: Esa gata, esa siamesa que se lleva todos los elogios!!! ¡cómo para no sobreprotegerla eh?!!!
Buena Semana para Uds. tambien.



Franziska: Qué gusto que pases por acá, tus refrlexiones son sin dudas testimonios de vida.
Siempre sos bienvenida.