sábado, 24 de octubre de 2009

Tus palabras...

Si todas nuestras palabras son amables, los ecos que escucharemos también lo serán.
¡La manera en que nos comportamos con los demás demuestra cuánto espiritualidad tenemos!


* Una palabra irresponsable: puede encender discordias.

* Una palabra cruel: puede arruinar una vida.

* Una palabra de resentimiento: puede causar odio.

* Una palabra brutal: puede herir o matar.

* Una palabra amable: puede suavizar las cosas.

* Una palabra alegre: puede iluminar el día.

* Una palabra oportuna: puede aliviar la carga.

* Una palabra de amor: puede curar y dar felicidad.


En tu corazón y en tu boca está el poder para edificar o destruir una vida.

Sea cuál sea la opción que elijas serás el responsable de ella.


8 comentarios:

nadasepierde dijo...

es cierto, mas vale pensar un segundo antes de decir cualquier cosa, no cuesta nada y puede ahorrar muchos malos momentos. Ser preactivos en vez de reactivos.
Hay que aprender.
un beso

Fabia dijo...

Dicen que a veces la mejor palabra es la que no se dice..., no se igual es cierto.
Besinos.

Julia dijo...

Según como te dirijas a los demás obtendrás la devolución. Es muy difícil no ser cordial con alguien que se dirige a uno con respeto y simpatía.

Bacterius Argentum dijo...

Ya lo dijo el celebre y desconocido "pueta" del periodo cuyo nombre no recuerdo:

SI NO TIENES NADA MEJOR QUE DECIR, NO ROMPAS EL SILENCIO

M@bel_es_ Azul dijo...

Gente: estamos tan acpostumbrados ultimamente a ser tan maleducados en el habla, nuestros comunicadores sociales son una decadencia total. A veces nos reimos de alguna grosería son pensar que abrimos la puerta de lo vulgar sucio y barato para nuestras vidas. Un beso a todos.

lidiaazul dijo...

Cierto,Mabel,lo peor,es que uno se va acostumbrando y,tratar bien",no es una opciòn.Hablo x mì misma,Habrà que hacer el esfuerzo de no caer en la tentaciòn.Como todos los dìas se aprende algo,tengo fè.

Simplemente Felina dijo...

Hoy me siento identificada con todo lo que dices.
Creo en lo que comentas. Es mejor levantarse con una sonrisa que enfurruñada, eso hará tú día mucho más agradable, aunque a tu alrededor tengan cara de disgusto.
Suelo practicarlo mucho porque me dí cuenta que funciona. Solo los lunes me cuesta más sonreir. Me levanto un poco torcida... jeje

M@bel_es_ Azul dijo...

Felina: a veces coincidimos no? otras puede que no... lo importante es compartir este espacio, compartir, aunque sea , un breve intercambio.
¿Sabés las veces que me levanté sin ganas de NADA? jajajaj te mando un beso.

sábado, 24 de octubre de 2009

Tus palabras...

Si todas nuestras palabras son amables, los ecos que escucharemos también lo serán.
¡La manera en que nos comportamos con los demás demuestra cuánto espiritualidad tenemos!


* Una palabra irresponsable: puede encender discordias.

* Una palabra cruel: puede arruinar una vida.

* Una palabra de resentimiento: puede causar odio.

* Una palabra brutal: puede herir o matar.

* Una palabra amable: puede suavizar las cosas.

* Una palabra alegre: puede iluminar el día.

* Una palabra oportuna: puede aliviar la carga.

* Una palabra de amor: puede curar y dar felicidad.


En tu corazón y en tu boca está el poder para edificar o destruir una vida.

Sea cuál sea la opción que elijas serás el responsable de ella.


8 comentarios:

nadasepierde dijo...

es cierto, mas vale pensar un segundo antes de decir cualquier cosa, no cuesta nada y puede ahorrar muchos malos momentos. Ser preactivos en vez de reactivos.
Hay que aprender.
un beso

Fabia dijo...

Dicen que a veces la mejor palabra es la que no se dice..., no se igual es cierto.
Besinos.

Julia dijo...

Según como te dirijas a los demás obtendrás la devolución. Es muy difícil no ser cordial con alguien que se dirige a uno con respeto y simpatía.

Bacterius Argentum dijo...

Ya lo dijo el celebre y desconocido "pueta" del periodo cuyo nombre no recuerdo:

SI NO TIENES NADA MEJOR QUE DECIR, NO ROMPAS EL SILENCIO

M@bel_es_ Azul dijo...

Gente: estamos tan acpostumbrados ultimamente a ser tan maleducados en el habla, nuestros comunicadores sociales son una decadencia total. A veces nos reimos de alguna grosería son pensar que abrimos la puerta de lo vulgar sucio y barato para nuestras vidas. Un beso a todos.

lidiaazul dijo...

Cierto,Mabel,lo peor,es que uno se va acostumbrando y,tratar bien",no es una opciòn.Hablo x mì misma,Habrà que hacer el esfuerzo de no caer en la tentaciòn.Como todos los dìas se aprende algo,tengo fè.

Simplemente Felina dijo...

Hoy me siento identificada con todo lo que dices.
Creo en lo que comentas. Es mejor levantarse con una sonrisa que enfurruñada, eso hará tú día mucho más agradable, aunque a tu alrededor tengan cara de disgusto.
Suelo practicarlo mucho porque me dí cuenta que funciona. Solo los lunes me cuesta más sonreir. Me levanto un poco torcida... jeje

M@bel_es_ Azul dijo...

Felina: a veces coincidimos no? otras puede que no... lo importante es compartir este espacio, compartir, aunque sea , un breve intercambio.
¿Sabés las veces que me levanté sin ganas de NADA? jajajaj te mando un beso.