martes, 6 de octubre de 2009

La siestita...

La siesta es una costumbre consistente en descansar algunos minutos (entre veinte y treinta, por lo general, aunque puede durar un par de horas) después de haber tomado el almuerzo.
Esta palabra viene de la expresión latina hora sexta, que designa al lapso del día comprendido entre las 12 y las 15 horas, momento en el cual se hacía una pausa de las labores cotidianas para descansar y reponer fuerzas.

Es una consecuencia natural del descenso de la sangre después de la comida desde el sistema nervioso al sistema digestivo, lo que provocaba una consiguiente somnolencia.

Está demostrado científicamente que una siesta de no más de 30 minutos (más tiempo puede trastocar el reloj biológico natural y causar insomnio por la noche) mejora la salud en general y la circulación sanguínea y previene el agobio, la presión o el estrés. Además, favorece la memoria y los mecanismos de aprendizaje y proporciona la facultad de prolongar la jornada de trabajo al poderse resistir sin sueño hasta altas horas de la noche con poca fatiga acumulada.


En nuestro medio, hablo de Gran Buenos Aires y Capital, no podemos tomarnos ese descansito que acostumbran, por ejemplo en el interior de nuestro país. Por eso, se espera con ansiedad llegar al fin de semana para dormirse una buena siesta.

Comentando con algunos amigos, entre ellos, algunos bloguers, muchas veces las siestas son "reparadoras" del sueño, como si equilibráramos la falta de sueño semanal, con la adición de una sistita. No sé si se logra, pero que te dormís... seguro! Por otro lado, si la siesta no logra concretarse en totalidad del tiempo que pensaste puede que te levantes chinchudo, molesto o fastidioso. Otros se exceden de tiempo y despues no pueden dormir por la noche.

Como sea, parece que dormir la siestita trae algunos beneficios, ojala todos pudieran disfrutar de ella todos los días.
.

7 comentarios:

Franziska dijo...

Acabo de "escuchar" lo que nos dices sobre la siesta con atención. Es una costumbre típica española así como es española la palabra que designa al hecho.

Están de acuerdo los científicos en aceptar las buenas consecuencias de este hábito por el que, en otros tiempos, especialmente los sajones, nos ponían en evidencia.

He realizado un viaje y he estado unos días fuera de casa. Ese ha sido el motivo de mi ausencia. Estoy hoy encantada de volver a leerte. Un abrazo.

M@bel_es_ Azul dijo...

Hola FranZisa: tal como decís, estaba leyendo sobre ello y decía claramente que era una costumbre española, como sabés, mi país ha recibido gran cantidad a ppios del siglo XX de españoles los cuales tambien nos compartieron esta costumbre.

Se te extrañaba...esta es tu casa también. Saludos.

Bacterius Argentum dijo...

en el laburo tengo horario cortado t parte de ese corte lo dedico a la siesta aunke sean 15 minutos vio, sera costumbre yoyega pero me la agencie viooooooooooooooooooooooooooooooo

Anónimo dijo...

Sí, Mabel.....VIVA LA SIESTA....jajaj, si por mi fuera la convertiría ya mismo en ley....y no tener que esperar el finde...a veces me voy de mambo con la sistita del finde y después a la noche me cuesta dormirme pero no importa.....
La foto de los pichichos lo dicen todo....está mortal....Un besote

Norberto

M@bel_es_ Azul dijo...

Bac: si yo se que puedo dormir 15 minutos SEGURO NO PUEDO!! Deale nomás, aproveche Usted entonces!!





Norbert: sí sé de lo que hablás!! jaja... la cosa es que si cortáramos por varias horas como el interior despues terminariamos mas tarde tambien en el trabajo no?

Saludos!

María Laura dijo...

AY!!!!
ESOS CACHORROS!!!!
DIVINOS!!!

BESITOS.

M@bel_es_ Azul dijo...

M.LAura: son preiosos!!! hasta mañana!

martes, 6 de octubre de 2009

La siestita...

La siesta es una costumbre consistente en descansar algunos minutos (entre veinte y treinta, por lo general, aunque puede durar un par de horas) después de haber tomado el almuerzo.
Esta palabra viene de la expresión latina hora sexta, que designa al lapso del día comprendido entre las 12 y las 15 horas, momento en el cual se hacía una pausa de las labores cotidianas para descansar y reponer fuerzas.

Es una consecuencia natural del descenso de la sangre después de la comida desde el sistema nervioso al sistema digestivo, lo que provocaba una consiguiente somnolencia.

Está demostrado científicamente que una siesta de no más de 30 minutos (más tiempo puede trastocar el reloj biológico natural y causar insomnio por la noche) mejora la salud en general y la circulación sanguínea y previene el agobio, la presión o el estrés. Además, favorece la memoria y los mecanismos de aprendizaje y proporciona la facultad de prolongar la jornada de trabajo al poderse resistir sin sueño hasta altas horas de la noche con poca fatiga acumulada.


En nuestro medio, hablo de Gran Buenos Aires y Capital, no podemos tomarnos ese descansito que acostumbran, por ejemplo en el interior de nuestro país. Por eso, se espera con ansiedad llegar al fin de semana para dormirse una buena siesta.

Comentando con algunos amigos, entre ellos, algunos bloguers, muchas veces las siestas son "reparadoras" del sueño, como si equilibráramos la falta de sueño semanal, con la adición de una sistita. No sé si se logra, pero que te dormís... seguro! Por otro lado, si la siesta no logra concretarse en totalidad del tiempo que pensaste puede que te levantes chinchudo, molesto o fastidioso. Otros se exceden de tiempo y despues no pueden dormir por la noche.

Como sea, parece que dormir la siestita trae algunos beneficios, ojala todos pudieran disfrutar de ella todos los días.
.

7 comentarios:

Franziska dijo...

Acabo de "escuchar" lo que nos dices sobre la siesta con atención. Es una costumbre típica española así como es española la palabra que designa al hecho.

Están de acuerdo los científicos en aceptar las buenas consecuencias de este hábito por el que, en otros tiempos, especialmente los sajones, nos ponían en evidencia.

He realizado un viaje y he estado unos días fuera de casa. Ese ha sido el motivo de mi ausencia. Estoy hoy encantada de volver a leerte. Un abrazo.

M@bel_es_ Azul dijo...

Hola FranZisa: tal como decís, estaba leyendo sobre ello y decía claramente que era una costumbre española, como sabés, mi país ha recibido gran cantidad a ppios del siglo XX de españoles los cuales tambien nos compartieron esta costumbre.

Se te extrañaba...esta es tu casa también. Saludos.

Bacterius Argentum dijo...

en el laburo tengo horario cortado t parte de ese corte lo dedico a la siesta aunke sean 15 minutos vio, sera costumbre yoyega pero me la agencie viooooooooooooooooooooooooooooooo

Anónimo dijo...

Sí, Mabel.....VIVA LA SIESTA....jajaj, si por mi fuera la convertiría ya mismo en ley....y no tener que esperar el finde...a veces me voy de mambo con la sistita del finde y después a la noche me cuesta dormirme pero no importa.....
La foto de los pichichos lo dicen todo....está mortal....Un besote

Norberto

M@bel_es_ Azul dijo...

Bac: si yo se que puedo dormir 15 minutos SEGURO NO PUEDO!! Deale nomás, aproveche Usted entonces!!





Norbert: sí sé de lo que hablás!! jaja... la cosa es que si cortáramos por varias horas como el interior despues terminariamos mas tarde tambien en el trabajo no?

Saludos!

María Laura dijo...

AY!!!!
ESOS CACHORROS!!!!
DIVINOS!!!

BESITOS.

M@bel_es_ Azul dijo...

M.LAura: son preiosos!!! hasta mañana!