lunes, 12 de octubre de 2009

¿Jugamos?

¿PARA QUÉ JUGAR?
El juego es una necesidad. Jugar es necesario, tanto para el niño como para el adulto, aunque para cada uno tiene un significado diferente.


En el adulto el juego implica distracción, entretenimiento, descanso, alivio y distensión; un tomar distancia de sus preocupaciones y ocupaciones; un "perder el tiempo" de sus obligaciones de adulto para "ganarlo" en placer en tanto que es persona.


Para el niño, en cambio, el juego es una función básica, un comportamiento totalizador que compromete sus percepciones, su sensitividad, su motricidad, su inteligencia, su afectividad y su comunicación; no es un simple pasatiempo ni una distracción pasajera; mucho menos aún, una "pérdida de tiempo porque sí"...como muchas veces creen y manifiestan los padres.

Al niño le hace falta jugar, solo o con otros, con o sin juguetes... pero JUGAR.

Para él, el juego tiene una doble función: por un lado de aprendizaje y, por otro, terapéutica. Mediante el juego el niño aprende a conocer el mundo de los objetos, a sí mismo y a los demás.

Al principio es individualista y, más tarde, se transforma en aprendizaje de la convivencia y la sociabilidad, preparándolo para la vida en comunidad.

A través del juego el niño se pone a prueba a sí mismo, a sus facultades y capacidades en desarrollo, ejercitándose permanentemente en el riesgo implícito de nuevas experiencias.

Es en el juego donde el niño se siente omnipotente, ya que por medio de él puede conquistar su autonomía, construyendo un mundo del que es el soberano.


Continúa...

6 comentarios:

María Laura dijo...

SIN DUDA QUE JUGAR NOS HACE BIEN,

Y DE HECHO? CUANDO PONES ALGO EN EL BLOG, ME PRENDO, AL IGUAL QUE CON MIS NIETOS, DURANTE EL FINDE,

NO HAY MEJOR MEDICINA PARA EL ALMA MÍA, QUE VERLOS JUGAR,

SI, TE GUSTÓ EL VIDEO QUE VISTE?
TE INVITO A MI OTRO BLOG, PARA QUE TE DIVIERTAS UN RATO.

http://infracciones09.blogspot.com/

TE ESPERO, BACT, YA ANDUVO POR ALLÍ.

BESITOS,

Bacterius Argentum dijo...

anduve por ahi es un buen lugar pa la catarsis vio madam

M@bel_es_ Azul dijo...

Hola Maria Laura: si suelo entrar a tu blogg, hoy ya pasé cuando leí lo que le escrinbiste a Bac!!

me parece que Uds. dos juntos son dinamita eh? jajaja




Bac: Seguro!! un beso.

Julia dijo...

La vida es un eterno juego y hay que aprender a jugarla.

Julia dijo...

Y felicitaciones por el primer año de vida con mis deseos de que sean muchísimos más.

(Llegué tarde).
Besos Mabel!!

M@bel_es_ Azul dijo...

Julia: Muchas Gracias!!! Haremos lo posible para seguir adelante con el blog.

lunes, 12 de octubre de 2009

¿Jugamos?

¿PARA QUÉ JUGAR?
El juego es una necesidad. Jugar es necesario, tanto para el niño como para el adulto, aunque para cada uno tiene un significado diferente.


En el adulto el juego implica distracción, entretenimiento, descanso, alivio y distensión; un tomar distancia de sus preocupaciones y ocupaciones; un "perder el tiempo" de sus obligaciones de adulto para "ganarlo" en placer en tanto que es persona.


Para el niño, en cambio, el juego es una función básica, un comportamiento totalizador que compromete sus percepciones, su sensitividad, su motricidad, su inteligencia, su afectividad y su comunicación; no es un simple pasatiempo ni una distracción pasajera; mucho menos aún, una "pérdida de tiempo porque sí"...como muchas veces creen y manifiestan los padres.

Al niño le hace falta jugar, solo o con otros, con o sin juguetes... pero JUGAR.

Para él, el juego tiene una doble función: por un lado de aprendizaje y, por otro, terapéutica. Mediante el juego el niño aprende a conocer el mundo de los objetos, a sí mismo y a los demás.

Al principio es individualista y, más tarde, se transforma en aprendizaje de la convivencia y la sociabilidad, preparándolo para la vida en comunidad.

A través del juego el niño se pone a prueba a sí mismo, a sus facultades y capacidades en desarrollo, ejercitándose permanentemente en el riesgo implícito de nuevas experiencias.

Es en el juego donde el niño se siente omnipotente, ya que por medio de él puede conquistar su autonomía, construyendo un mundo del que es el soberano.


Continúa...

6 comentarios:

María Laura dijo...

SIN DUDA QUE JUGAR NOS HACE BIEN,

Y DE HECHO? CUANDO PONES ALGO EN EL BLOG, ME PRENDO, AL IGUAL QUE CON MIS NIETOS, DURANTE EL FINDE,

NO HAY MEJOR MEDICINA PARA EL ALMA MÍA, QUE VERLOS JUGAR,

SI, TE GUSTÓ EL VIDEO QUE VISTE?
TE INVITO A MI OTRO BLOG, PARA QUE TE DIVIERTAS UN RATO.

http://infracciones09.blogspot.com/

TE ESPERO, BACT, YA ANDUVO POR ALLÍ.

BESITOS,

Bacterius Argentum dijo...

anduve por ahi es un buen lugar pa la catarsis vio madam

M@bel_es_ Azul dijo...

Hola Maria Laura: si suelo entrar a tu blogg, hoy ya pasé cuando leí lo que le escrinbiste a Bac!!

me parece que Uds. dos juntos son dinamita eh? jajaja




Bac: Seguro!! un beso.

Julia dijo...

La vida es un eterno juego y hay que aprender a jugarla.

Julia dijo...

Y felicitaciones por el primer año de vida con mis deseos de que sean muchísimos más.

(Llegué tarde).
Besos Mabel!!

M@bel_es_ Azul dijo...

Julia: Muchas Gracias!!! Haremos lo posible para seguir adelante con el blog.