domingo, 20 de septiembre de 2009


William Arthur Word nos animará a no pensar en «sobrevivir» y por eso perder nuestro temor de fracasar:
Si usted es sabio, olvídese de la grandeza.
Olvide sus inconveniencias, pero recuerde sus bendiciones.
Olvide sus propios logros, pero recuerde su deuda con los demás.
Olvide sus privilegios, pero recuerde sus obligaciones.
Vacíe sus días en busca de seguridad; llénelos con una pasión por el servicio.
Vacíe sus horas de ambición de reconocimiento; llénelas con la aspiración de logros.
Vacíe sus momentos de necesidad de entretenimiento; llénelos con el anhelo de creatividad.
Si es sabio, se perderá en la inmortalidad.
Pierda su cinismo. Pierda sus dudas.
Pierda sus temores. Pierda su ansiedad.
Pierda su incredulidad.



Que tengas un buen domingo>

5 comentarios:

Bacterius Argentum dijo...

ME DIJO TANTAS VECES QUE ME OLVIDE Y ME OLVIDE LO QUE QUERIA COMENTAR VIO

Franziska dijo...

La más terrible duda que tengo yo es la que se relaciona con mi sabiduría. ¡Tantas veces me he equivocado! Poner buena voluntad no es suficiente: hay que entender lo que haces y ponerte en en el lugar del otro -cosa muy pero que muy difícil-. Creo que siempre se puede prestar atención a buenos consejos pero, en fin, los resultados...somos tan complicados, incluso los que nos creemos simples... Ese "si es sabio" me pone los pelos de punta porque, entonces, una persona como yo ¿no puede tomar ninguna iniciativa?

M@bel_es_ Azul dijo...

Bac: menos mal que no te olvidás de pasar por acá. Besoss




Franziska: Vos diste en el clavo, a mi humilde entender, "ponerse en el lugar del otro" y esa es la parte más difícil. ¿Por qué acepto determinadas conductas en mi vida y hasta las justifico y en el OTRO NO? Esa sería una pequeña explicación tal vez. Creo que las personas sabias aprenden muchas veces a los golpes, sin dudas no es el único, hay millones de sabios anónimos que la pelean cada día, un día salen victorioso, otros tal vez vencidos, pero nunca destruídos!!! Dale para adelante, toddavía hay camino para andar!
Te mando un abrazo.

María Laura dijo...

CHE,

ESE? ESTÁ VIVO??????

JAJAJAJAJAJAJ.
BESITOS.

M@bel_es_ Azul dijo...

M.Laura: Ni idea, pero hacé la cola... me parece que no gustó mucho el hombre, jajaja!
Besososss

domingo, 20 de septiembre de 2009


William Arthur Word nos animará a no pensar en «sobrevivir» y por eso perder nuestro temor de fracasar:
Si usted es sabio, olvídese de la grandeza.
Olvide sus inconveniencias, pero recuerde sus bendiciones.
Olvide sus propios logros, pero recuerde su deuda con los demás.
Olvide sus privilegios, pero recuerde sus obligaciones.
Vacíe sus días en busca de seguridad; llénelos con una pasión por el servicio.
Vacíe sus horas de ambición de reconocimiento; llénelas con la aspiración de logros.
Vacíe sus momentos de necesidad de entretenimiento; llénelos con el anhelo de creatividad.
Si es sabio, se perderá en la inmortalidad.
Pierda su cinismo. Pierda sus dudas.
Pierda sus temores. Pierda su ansiedad.
Pierda su incredulidad.



Que tengas un buen domingo>

5 comentarios:

Bacterius Argentum dijo...

ME DIJO TANTAS VECES QUE ME OLVIDE Y ME OLVIDE LO QUE QUERIA COMENTAR VIO

Franziska dijo...

La más terrible duda que tengo yo es la que se relaciona con mi sabiduría. ¡Tantas veces me he equivocado! Poner buena voluntad no es suficiente: hay que entender lo que haces y ponerte en en el lugar del otro -cosa muy pero que muy difícil-. Creo que siempre se puede prestar atención a buenos consejos pero, en fin, los resultados...somos tan complicados, incluso los que nos creemos simples... Ese "si es sabio" me pone los pelos de punta porque, entonces, una persona como yo ¿no puede tomar ninguna iniciativa?

M@bel_es_ Azul dijo...

Bac: menos mal que no te olvidás de pasar por acá. Besoss




Franziska: Vos diste en el clavo, a mi humilde entender, "ponerse en el lugar del otro" y esa es la parte más difícil. ¿Por qué acepto determinadas conductas en mi vida y hasta las justifico y en el OTRO NO? Esa sería una pequeña explicación tal vez. Creo que las personas sabias aprenden muchas veces a los golpes, sin dudas no es el único, hay millones de sabios anónimos que la pelean cada día, un día salen victorioso, otros tal vez vencidos, pero nunca destruídos!!! Dale para adelante, toddavía hay camino para andar!
Te mando un abrazo.

María Laura dijo...

CHE,

ESE? ESTÁ VIVO??????

JAJAJAJAJAJAJ.
BESITOS.

M@bel_es_ Azul dijo...

M.Laura: Ni idea, pero hacé la cola... me parece que no gustó mucho el hombre, jajaja!
Besososss