jueves, 27 de agosto de 2009

Maravilloso amor.

Antes de que fueras concebido, te deseaba.

Antes de que nacieras, te amaba.

Antes de que tuvieras una hora de nacido,hubiera muerto por ti.

Este es el milagro del amor.

- Mamá siempre esta allí cuando la necesitas. Ayuda, protege, escucha, aconseja, y alimenta física y moralmente.
Se asegura de que su familia sea amada veinticuatro horas al año. Al menos así es como yo recuerdo a mi madre, los pocos años maravillosos que tuve la suerte de estar con ella.

Pero no hay palabras que describan el sacrificio que hizo por amor a mi, su joven hijo.
Yo tenía diecinueve años cuando conducían a un campo de concentración con un grupo grande de otros judíos.

Era evidente que estábamos destinados a morir.

De repente, mi madre ingreso en el grupo y cambio de puesto conmigo. Aun cuando esto sucedió hace mas de cincuenta años, nunca olvidare las ultimas palabras que me dirigió vi su mirada de despedida."Ya he vivido suficiente. Debes sobrevivir porque eres muy joven", dijo.

La mayoría de los niños nace solo una vez.

Yo nací dos veces... de la misma madre.

Fuente: Joseph C. Rosenbaum, tomado de: Sopa de Pollo para El Alma de la Madre.

(Cuadro tomado de la WEB).

5 comentarios:

bebuu dijo...

sin palabras

Franziska dijo...

Es conmovedor este relato porque las palabras de la introducción qué madre nos las ha sentido como suyas, especialmente, en esos momentos que vuelves la vista atrás y tiene tiempo para pensar en lo que has sentido como madre.

La historia que nos cuentas es doblemente emotiva porque se produjo en un momento tan dramático como aquel del exterminio de los judíos.

He leído el libro hace poco tiempo y es una lectura maravillosa y una afirmación de fe en la vida. Bueno, no recuerdo el título y espero no estar confundiéndolo.

M@bel_es_ Azul dijo...

Bebuu: gracias por leerlo.

FransizKa: Este debe ser un relato en miles que se dan en el mundo en diferentes eras, ante la maldad propia del ser humano otros optan por entregarse por los más pequeños. Gracias por leerlo.

María Laura dijo...

MARAVILLOSO Y TRISTE.

BESITOS

M@bel_es_ Azul dijo...

María laura: si, así es.
Te mando un beso.

jueves, 27 de agosto de 2009

Maravilloso amor.

Antes de que fueras concebido, te deseaba.

Antes de que nacieras, te amaba.

Antes de que tuvieras una hora de nacido,hubiera muerto por ti.

Este es el milagro del amor.

- Mamá siempre esta allí cuando la necesitas. Ayuda, protege, escucha, aconseja, y alimenta física y moralmente.
Se asegura de que su familia sea amada veinticuatro horas al año. Al menos así es como yo recuerdo a mi madre, los pocos años maravillosos que tuve la suerte de estar con ella.

Pero no hay palabras que describan el sacrificio que hizo por amor a mi, su joven hijo.
Yo tenía diecinueve años cuando conducían a un campo de concentración con un grupo grande de otros judíos.

Era evidente que estábamos destinados a morir.

De repente, mi madre ingreso en el grupo y cambio de puesto conmigo. Aun cuando esto sucedió hace mas de cincuenta años, nunca olvidare las ultimas palabras que me dirigió vi su mirada de despedida."Ya he vivido suficiente. Debes sobrevivir porque eres muy joven", dijo.

La mayoría de los niños nace solo una vez.

Yo nací dos veces... de la misma madre.

Fuente: Joseph C. Rosenbaum, tomado de: Sopa de Pollo para El Alma de la Madre.

(Cuadro tomado de la WEB).

5 comentarios:

bebuu dijo...

sin palabras

Franziska dijo...

Es conmovedor este relato porque las palabras de la introducción qué madre nos las ha sentido como suyas, especialmente, en esos momentos que vuelves la vista atrás y tiene tiempo para pensar en lo que has sentido como madre.

La historia que nos cuentas es doblemente emotiva porque se produjo en un momento tan dramático como aquel del exterminio de los judíos.

He leído el libro hace poco tiempo y es una lectura maravillosa y una afirmación de fe en la vida. Bueno, no recuerdo el título y espero no estar confundiéndolo.

M@bel_es_ Azul dijo...

Bebuu: gracias por leerlo.

FransizKa: Este debe ser un relato en miles que se dan en el mundo en diferentes eras, ante la maldad propia del ser humano otros optan por entregarse por los más pequeños. Gracias por leerlo.

María Laura dijo...

MARAVILLOSO Y TRISTE.

BESITOS

M@bel_es_ Azul dijo...

María laura: si, así es.
Te mando un beso.