lunes, 11 de mayo de 2009

Y así crecen.

Tenemos la costumbre, mala por cierto, de atacar las enfermedades luego de su aparición, sin tomarnos la molestia de PREVENIR, como debiéramos, para evitar llegar a enfermarnos. Hago esta comparación en referencia al carácter de nuestro hijos. Lo siguiente lo he leido en diferentes lugares, al parecer falta mucho por cambiar para que nuestro pequeños no sigan envenenándose con nuestras malas costumbres.
Si un niño vive criticado,
aprende a condenar.
Si un niño vive en un ambiente hostil,
aprende a pelear.
Si un niño vive ridiculizado,
aprende a ser tímido.
Si un niño vive avergonzado,
aprende a sentirse culpable.
Si un niño vive con tolerancia,
aprende a ser paciente.
Si un niño vive con aliento,
aprende a tener confianza.
Si un niño vive estimulado
aprende a apreciar.
Si un niño vive con honradez,
aprende a ser justo.
Si un niño vive con seguridad,
aprende a tener Fe.
Si un niño vive con aprobación,
aprende a valorarse.
Si un niño vive con aceptación y amistad,
aprende a encontrar el Amor en el mundo.
.

2 comentarios:

María Laura dijo...

QUE REAL, MABEL.

SI NUESTROS PADRES HUBIESEN SABIDO ESTO?

TAL VEZ, NUESTRA VIDA SERÍA MAS FÁCIL DE SOBRELLEVAR..

BESITOS.

M@bel_es_ Azul dijo...

Si, Maria Laura, a lo mejor estamos marcados de alguna manera, lo bueno sería no repetirlo en nuestros hijos o en aquellos de los que somos modelo de alguna mabera.
Otro beso.

lunes, 11 de mayo de 2009

Y así crecen.

Tenemos la costumbre, mala por cierto, de atacar las enfermedades luego de su aparición, sin tomarnos la molestia de PREVENIR, como debiéramos, para evitar llegar a enfermarnos. Hago esta comparación en referencia al carácter de nuestro hijos. Lo siguiente lo he leido en diferentes lugares, al parecer falta mucho por cambiar para que nuestro pequeños no sigan envenenándose con nuestras malas costumbres.
Si un niño vive criticado,
aprende a condenar.
Si un niño vive en un ambiente hostil,
aprende a pelear.
Si un niño vive ridiculizado,
aprende a ser tímido.
Si un niño vive avergonzado,
aprende a sentirse culpable.
Si un niño vive con tolerancia,
aprende a ser paciente.
Si un niño vive con aliento,
aprende a tener confianza.
Si un niño vive estimulado
aprende a apreciar.
Si un niño vive con honradez,
aprende a ser justo.
Si un niño vive con seguridad,
aprende a tener Fe.
Si un niño vive con aprobación,
aprende a valorarse.
Si un niño vive con aceptación y amistad,
aprende a encontrar el Amor en el mundo.
.

2 comentarios:

María Laura dijo...

QUE REAL, MABEL.

SI NUESTROS PADRES HUBIESEN SABIDO ESTO?

TAL VEZ, NUESTRA VIDA SERÍA MAS FÁCIL DE SOBRELLEVAR..

BESITOS.

M@bel_es_ Azul dijo...

Si, Maria Laura, a lo mejor estamos marcados de alguna manera, lo bueno sería no repetirlo en nuestros hijos o en aquellos de los que somos modelo de alguna mabera.
Otro beso.