domingo, 22 de febrero de 2009

¿Por qué será?

¿Por qué será que nos cuesta tanto demostrar nuestros sentimientos? ¿Qué causa que cada vez digamos menos las palabras que nosotros mismos quisiéramos oir? ¿Dónde escondemos esas emociones que quisiéramos expresar, pero... no podemos?
Creo que algunas de las razones, no hay que ser una iluminada para darse cuenta, pueden ser:

** Miedo a que luego de decir algo agradable se burlen de mi.
** Miedo a ser defraudados nuevamente.
** Miedo al rechazo, te digo algo pero lo rechazas o o ignoras.
** Miedo a parecer "blando", tonto.
** Timidez.
** Nos sentimos vulnerables por expresar una intimidad.
** Esperamos del otro, lo mismo que quisiéramos dar y no damos.

Esto lo podemos ver en los diferentes ámbitos que nos movemos;
La pareja : que él/ella me diga algo primero.
Los hijos: si les doy palabras amorosas creerán que no tengo autoridad.
En el trabajo: la timidez me impide alagar un buen trabajo realizado por mi compañero.
En el barrio: qué voy a decir agradable, pensarán que soy un tonto/a.

En definitiva las buenas, alentadoras y edificantes palabras se mueren en el intento. Nos ganan todos nuestros miedos o prejuicios y perdemos la oportunidad cada día de expresar nuestros hermosos sentimientos. Aprendamos a expresarlos, alguien está esperandolo!!!
.

5 comentarios:

Nancy dijo...

Adorable!

Bacterius Argentum dijo...

ME NECANTO ESE GATO AHI EN MEDIO DE TANTO PERRO( LA FOTO OBVIO) seguro que mes un espia y averiguara los planes que tiene esos canes para despues con otros gatos pòder frustrarlos vio

Azuquita dijo...

Estoy de acuerdo contigo, pero yo creo que es más una falta de autoestima que cualquier otra cosa. También estamos acostumbrados a la critica y no a los halagos, es innato al ser humano.
Yo voto por aprender a expresarlos, y voto por tener un animal a tu lado que te enseñe lo que es dar sin esperar a recibir nada a cambio, sin timidez, sin sentirse vulnerable, ni blando ni tonto.
Ellos sí que saben.
Un abrazo felino.

La Mascarada dijo...

Ahhh yo me dejo fluir che.

Besos!

M@bel_es_ Azul dijo...

Nancy: Gracias y bienvenida!!!

Bacterius: ese gato es un capo, tiene la situación controlada!!!jaja.

Azuquita: Muyy buen punto el de la autoestima. Voto igual a vos! a expresarlos!

Caro: Fluye!!! fluye!!!! Besososos

domingo, 22 de febrero de 2009

¿Por qué será?

¿Por qué será que nos cuesta tanto demostrar nuestros sentimientos? ¿Qué causa que cada vez digamos menos las palabras que nosotros mismos quisiéramos oir? ¿Dónde escondemos esas emociones que quisiéramos expresar, pero... no podemos?
Creo que algunas de las razones, no hay que ser una iluminada para darse cuenta, pueden ser:

** Miedo a que luego de decir algo agradable se burlen de mi.
** Miedo a ser defraudados nuevamente.
** Miedo al rechazo, te digo algo pero lo rechazas o o ignoras.
** Miedo a parecer "blando", tonto.
** Timidez.
** Nos sentimos vulnerables por expresar una intimidad.
** Esperamos del otro, lo mismo que quisiéramos dar y no damos.

Esto lo podemos ver en los diferentes ámbitos que nos movemos;
La pareja : que él/ella me diga algo primero.
Los hijos: si les doy palabras amorosas creerán que no tengo autoridad.
En el trabajo: la timidez me impide alagar un buen trabajo realizado por mi compañero.
En el barrio: qué voy a decir agradable, pensarán que soy un tonto/a.

En definitiva las buenas, alentadoras y edificantes palabras se mueren en el intento. Nos ganan todos nuestros miedos o prejuicios y perdemos la oportunidad cada día de expresar nuestros hermosos sentimientos. Aprendamos a expresarlos, alguien está esperandolo!!!
.

5 comentarios:

Nancy dijo...

Adorable!

Bacterius Argentum dijo...

ME NECANTO ESE GATO AHI EN MEDIO DE TANTO PERRO( LA FOTO OBVIO) seguro que mes un espia y averiguara los planes que tiene esos canes para despues con otros gatos pòder frustrarlos vio

Azuquita dijo...

Estoy de acuerdo contigo, pero yo creo que es más una falta de autoestima que cualquier otra cosa. También estamos acostumbrados a la critica y no a los halagos, es innato al ser humano.
Yo voto por aprender a expresarlos, y voto por tener un animal a tu lado que te enseñe lo que es dar sin esperar a recibir nada a cambio, sin timidez, sin sentirse vulnerable, ni blando ni tonto.
Ellos sí que saben.
Un abrazo felino.

La Mascarada dijo...

Ahhh yo me dejo fluir che.

Besos!

M@bel_es_ Azul dijo...

Nancy: Gracias y bienvenida!!!

Bacterius: ese gato es un capo, tiene la situación controlada!!!jaja.

Azuquita: Muyy buen punto el de la autoestima. Voto igual a vos! a expresarlos!

Caro: Fluye!!! fluye!!!! Besososos